Villa romana de Orpheus en Camarzana de Tera, Zamora.

Villa_Romana_Camarzana_de_Tera
Villa_Romana_Camarzana_de_Tera
Vista general

Las primeras noticias que se tienen sobre restos de una posible villa romana en Camarzana de Tera (Zamora)se remontan a 1861, en relación a la aparición de restos musivarios durante la construcción de la carretera nacional Benavente – Mombuey. En 1878 se lleva acabo una excavación arqueológica extrayéndose varios fragmentos de mosaicos,hoy conservados en el Museo de Zamora. Estas evidencias y otros hallazgos, ya fueron estudiados por Manuel Gómez Moreno, que los incluyó en su Catálogo Monumental de Zamora (Madrid, 1927).

Entre 1938 y 1941 la Comisión Provincial de Monumentos redescubre nuevos restos. Sin embargo, no será hasta 2007 cuando, a través del Servicio Territorial de Cultura y en cumplimiento delo prescrito en la ficha del catálogo de las Normas Urbanísticas Municipales,se lleve a cabo una campaña de excavación en la villa poniéndose al descubierto el conjunto que hoy podemos contemplar. Un año después, la excavación del solar contiguo, evidencia nuevos espacios residenciales de la villa.

Los restos documentados corresponden a una parte muy pequeña de una villa tardorromana. El área excavada,en torno a 700 m2, está configurada en cuatro habitaciones alrededor de un patio.

1.    Habitación de planta rectangular, posiblemente un triclinium, con un mosaico figurado central con las siguientes representaciones:

–    Figura central sentada rodeada de animales,entre los que se identifica un perro, y árbol con jilguero, como probable representación del mito de Orfeo domando a las fieras.

–    Ocho cartelas con cuatro cuadros en los ángulos que cobijan a caballos con los nombres de GERMINATOR (MBH entre las patas) , FYNIX (MBM entre las patas), A ERASIMIS (LBS entre las patas) y VENATOR QVI.

– En los extremos centrales: crátera con felinos rampantes (leopardos o tigres) y caballero, gacela y pato, con tres árboles dividiendo la escena.

–    A ambos lados, estructura arquitectónica de arcos de medio punto con capiteles; en el centro, nudos de Salomón.

–    En el extremo superior peltas en rojo/negro.

–    En el extremo de acceso a la habitación,tres cartelas que ocupan el ancho de la habitación con las siguientes representaciones:

–    Escena venatorio con dos cazadores a caballo con lanza y jabalí; en el centro una palmera.

–    Personaje a caballo; a su izquierda un árbol (palmera).

–    Aves (palomas o codornices) y vid o parra.

2.    Separando la habitación y el patio, un amplio pasillo con mosaico geométrico, que finaliza en una escalera que accede a un pasillo superior.

3.    Patio.

4.    Habitación alargada con dos pavimentos musivarios: uno con diseño geométrico y otro con peltas.

5.   Nivel superior, con dos posibles habitaciones (oecus), sin límites definidos y con los siguientes pavimentos:

–    Mosaico geométrico que enmarca un mosaico figurado en el que se identifica una figura humana de la que se ve el antebrazo y la mano izquierda con un racimo de uvas, rodeada por una cenefa con un tritón y un cuerno de la abundancia.

–    Mosaico con figura femenina con melena corta y morena, en cuyo vestido se identifican posibles broches o fíbulas.

Estos restos dan información de un conjunto excepcional, parangonable con ejemplos muy señeros de villas tardorromanas meseteñas, como la de Quintanilla de la Cueza y Pedrosa de la Vega (Palencia), Cuevas de Soria (Soria) o las zamoranas, no bien conocidas de”Fuente de San Pedro” en Villafáfila o ”Villa de Requejo’” en Santa Cristina de la Polvorosa, cuyos mosaicos se exhiben en el Museo de Zamora.

Información localizada en uno de los carteles explicativos en el propio yacimiento.

Si quieres ver un vídeo sobre el proceso de restauración de los mosaicos pincha aquí.

Deja un comentario