Troceado de las tiras de piedra.

Guillotina-mosaico-romano-escuela-de-arte-de-Merida-3
Guillotina-mosaico-romano-escuela-de-arte-de-Merida-3
Obtención de teselas pétreas mediante guillotina

Tras el paso de las piedras seleccionadas por el disco diamantado de la máquina de corte refrigerada por agua, es el turno, por lo tanto,  de trocearlas con ayuda de la guillotina. El resultado serán pequeños fragmentos cúbicos con cuatro de sus caras artificialmente planas, las cuales debemos evitar.

La cara óptima de la tesela para el mosaico romano será la que tenga textura de grano irregular. Pero a la vez tendrá que ser lo suficientemente plana para generar un área homogénea como resultado de la agrupación de multitud de estas teselas.

El uso de la guillotina en la elaboración de mosaicos optimiza los recursos pétreos.

Tras su troceado, las teselas se almacenan y clasifican en recipientes a la espera de su corte y adaptación definitiva mediante tenaza, martello y tajadera.

Deja un comentario