Mosaicos romanos del Museo de San Isidro, Madrid.

Cazoleta_mosaico_romano_villa_romana_Villaverde_Museo_San_Isidro_Madrid
Museo_San_Isidro
Museo de San Isidro

Este museo, conocido también como «Los orígenes de Madrid», expone en sus salas dos mosaicos, de características propias.

Mosaico de la villa romana de Carabanchel.

La Villa de Carabanchel se ubica en los actuales terrenos de la finca de los Montijo, la demolida y mítica cárcel y el cementerio (el cementerio pequeño, sito junto a la Ermita de Santa María la Antigua). Precisamente, qué casualidad, se ubica allá donde se encuentran los límites que separan Carabanchel Alto y Carabanchel Bajo.

Descubierto en el s XVIII, representan alegorías de las cuatro estaciones en los medallones de los vértices, y probablemente una escena con tema dionisíaco en el centro.

Las estaciones suelen representarse mediante bustos femeninos portando atributos en la cabeza (la primavera con corona o diadema floral, el verano con espigas en lugar de flores, el otoño con hojas de parra o racimos de uva y el invierno con un velo o manto). El único vértice que se conserva completo, el superior derecho, corresponde al otoño con sus atributos de racimos de uva. Los medallones de los vértices inferior y superior izquierdo fueron restaurados en el siglo pasado utilizando los atributos correspondientes al otoño, posiblemente porque se tomó como modelo la única figura bien conservada.

Poco se conserva del cuadro central, la cabeza, el cuello y patas delanteras de un tigre o pantera, sujeto por un collar y conducido por una mano. Sin embargo, es razonable pensar, basándose en testimonios análogos, que la mano que guía a la pantera corresponde a Dionisos o a alguien de su cortejo.

Aunque en ocasiones la vinculación entre las estaciones y Dionisos sugieren un Dionisos cosmocrátor, que encarna el poder de la fertilidad, y del cual aquellas son servidoras, en este caso parece más bien que evocan la riqueza y la fertilidad asociada al discurrir del año en sus cuatro periodos.

Información obtenida de:
https://carabanchelalto.es/uncategorized/piezas-romanas-en-carabanchel/

Mosaico de la villa romana de Villaverde.

Se trata de uno de los dos mosaicos geométricos del siglo I d.C. descubiertos en 1929 por Pérez de Barradas durante la excavación de la villa romana de Villaverde Bajo. Correspondió probablemente al pavimento de un cubículum o dormitorio y presenta orla de peltas y tapiz ajedrezado, motivo cuyos paralelos más próximos se encuentran en ejemplares de Canosa (Italia). La pozaleta circular con dibujo estrellado que aparece en uno de sus ángulos debió servir para recoger el agua procedente del baldeo de la habitación y se encuentra también en otros mosaicos romanos coetáneos de la Meseta Central (villa romana de Requejo, villa romana de Almenara Puras) Durante su arranque y traslado en 1929 sufrió daños considerables, encontrándose actualmente en proceso de restauración.

Mas información aquí.

Deja un comentario