Los Mosaicos de la Parroquia de San Pedro de Rectivía, Astorga.

Suelo_Parroquia_San_Pedro_Rectivia
Parroquia_San_Pedro_Rectivia
Exterior

El Diario de Astorga a través de la que fue durante 15 años su redactora, Maite Almanza, publicó este artículo en el año 2000:

La iglesia de San Pedro de Rectivía luce ya su fachada frontal cubierta de los mosaicos elaborados por «Musivaria Antigua», un grupo de quince vecinos de la parroquia que han trabajado 7 años en el proyecto.

El diseñador de éste, el sacerdote extremeño Juan Antonio Noriego, compartió ayer unas horas con estos artistas anónimos. «Las Edades del Hombre» y el Jubileo 2000 tendrán su recuerdo en un lateral del templo, que estará terminado este año.

Los vecinos, amas de casa y jubilados, iniciaron, respaldados por el párroco, la construcción de mosaicos para rematar la fachada inconclusa de la iglesia. Miles de kilómetros recorridos en busca de mármol y de conocimientos (que incluso les llevaron a la fábrica pontificia de mosaicos del Vaticano), decenas de libros leídos en su proceso de aprendizaje, millones de teselas (algunas del tamaño de un grano de arroz) colocadas, nula ayuda institucional y enormes dosis de paciencia y buena voluntad conforman un trabajo de auténticos profesionales del que comienzan a verse los resultados.

El diseñador de los mosaicos, el sacerdote Juan A. Noriego, vinculado a Astorga por amistad, concibió la obra como una representación simbólica de conceptos religiosos y del mundo contemporáneo: espacios murales, algunos de apenas 40 centímetros de ancho y cerca de 3 metros de alto, le sirvieron para referirse a la iglesia actual, la familia, la libertad de expresión, la igualdad hombre-mujer, o los derechos humanos, junto a ideas como los aspectos fundamentales de la eucaristía, islamismo y judaismo, o representaciones de Cristo y la Virgen María.

Astorga y sus particularidades no quedaron fuera del conjunto: el cruce del Camino de Santiago y la Vía de la Plata, en un lateral, se combina, en el otro, con todas las sedes de «Las Edades del Hombre» y la celebración del Jubileo 2000. El esfuerzo desinteresado de uno y otros dejará para la posteridad un recuerdo imborrable en la iglesia de San Pedro que, si los cálculos no fallan, tendrá su fachada delantera acabada para la salida de la procesión de la cofradía del barrio, el domingo de Ramos. Los vecinos aspiran a culminar su trabajo antes del fin de «Las Edades del Hombre».

Más información: El taller de mosaicos Musivaria Antiqua / La Parroquia.

Deja un comentario