La Ciudad de Mérida

Clipeo Museo Nacional de Arte Romano

Clipeo Museo Nacional de Arte Romano

Augusta Emerita (Mérida, España), fue fundada por Augusto en el año 25 a. C. para premiar a los soldados veteranos de las legiones V y X que lucharon contra los Cántabros y astures.

Situada en lugar estratégico, Roma la designó capital de una de las provincias de la península, Lusitania.

Durante siglos y hasta la caída del Imperio romano de Occidente, Mérida fue un importantísimo centro jurídico, económico, militar y cultural, siendo esta capital uno de los dos centros administrativos romanos más importantes del occidente peninsular.


El Teatro Romano

Ciertamente, es el Teatro Romano el monumento más emblemático y visitado de la ciudad. Su construcción, patrocinada por Marco Agripa, yerno de Octavio Augusto, data de casi la misma época de fundación de Emérita y su inauguración es de los años 16 y 15 a.C.

La capacidad del Teatro era de unas 6.000 personas. La grada o cávea está dividida en tres tramos, que a su vez acogían a las distintas clases sociales romanas que habitaban la ciudad.

El Anfiteatro romano

Frente al teatro y a escasos metros de éste, se encuentra el recinto dedicado principalmente a espectáculos con gladiadores y animales salvajes: el anfiteatro.

Su inauguración fue en el año 8 a.C. y su capacidad era de unos 14.000 espectadores.

Es de planta elíptica y entre sus partes principales destaca la arena, donde se desarrollaban los espectáculos, hoy con forma de cruz.

Las tres puertas monumentales al norte, sur y este, comunican el exterior del anfiteatro con la arena. En los extremos norte y sur se encuentran diversas dependencias destinadas al uso de gladiadores y cerramiento de fieras.
La Casa del Anfiteatro

Fuera del recinto del teatro y el anfiteatro, a escasamente unos pocos metros de este último, del que toma su nombre, se encuentran los restos de unas posibles mansiones romanas, la del Anfiteatro y la de la Torre del Agua, datadas en los siglos III y IV, y cuyas excavaciones son continuadas desde hace años.
El Museo Nacional de Arte Romano

El edificio, que fue inaugurado en 1986, es obra del arquitecto Rafael Moneo Vallés, y se encuentra situado frente a la entrada del teatro y anfiteatro.
La Casa del Mitreo

La aparición de los restos de una casa señorial romana o domus, en la misma ubicación del posible santuario mitraico, le ha dado el nombre con que actualmente es conocida esta antigua residencia de época romana, la «Casa del Mitreo».
El Circo o Hipódromo

Construido probablemente en el siglo I d.C. tuvo un aforo de 30.000 espectadores, lo que le convierte en uno de los mayores del mundo romano.

De la «spina» o espigón central, que mide 233 metros, sólo quedan los cimientos situados bajo la arena de este extenso circo.

Las «caveas» o gradas se dividían, al igual que en los demás edificios destinados al espectáculo público, según clases sociales, reservados para el editor o persona que paga los gastos de juego, o a los jueces.

La «porta pompae» daba entrada al cortejo ceremonial y en ella se han localizado las «carceres» o caballerizas en número de doce.


El Acueducto de San Lázaro o de Rabo de Buey

Su construcción se realizó para poder salvar las crecidas y el valle del río Albarregas, así como para conducir las aguas de captaciones subterráneas. Tenía aproximadamente 1.600 metros de longitud y 16 metros de altos, y aunque más largo incluso que el de Los Milagros, hoy día sólo se conservan tres pilares unidos en la parte baja por arcos de granito y de ladrillos los de la parte alta.

El acueducto conducía el agua a la zona del teatro y anfiteatro y al centro de la ciudad por dos ramales.


La Basílica de Santa Eulalia

Tras la llamada «Paz de la Iglesia» en época de Constantino, en el siglo V, se construyó esta Iglesia cristiana, declarada Monumento Nacional, en la cual pudieron enterrarse los restos de la mártir Santa Eulalia, perseguida y martirizada en época de Diocleciano


El Acueducto de los Milagros

Fue construido para transportar el agua traída desde el embalse del lago de Proserpina a la ciudad, y salvar la depresión del río Albarregas que desemboca en el Guadiana unos metros adelante.

Su construcción data de dos momentos diferentes; una primera fase de época de Augusto o del momento fundacional de la ciudad, (finales del siglo I a.C.), y la segunda del siglo III.

Es de sillares de granito con hiladas de ladrillos y núcleo de hormigón, y mide unos 830 metros, con una altura de 25 metros.


Puente romano sobre el río Albarregas

Su edificación se realizó en época de Augusto, con el fin de salvar las aguas del río Albarregas antes de desembocar en el río Guadiana a escasamente unos cientos de metros, río abajo. De aquí partía la Ruta de la Plata hacia Astorga. Tiene 145 metros de longitud.
El Arco de Trajano

Está situado en la parte céntrica de la ciudad, con 15 metros de altura y 9 de luz, construido a base de grandes sillares y dovelas de granito, probablemente en otro tiempo recubierto de mármol.

Muchos autores apuntan que este arco no era un arco triunfal, y que lo más probable es que éste fuera una puerta monumental, situada justamente en el «cardo máximo» de la ciudad que daría entrada al foro provincial.
Templo de Diana

Es en realidad un templo destinado al culto del Emperador, realizado a finales del siglo I a.C., e inicios de la centuria posterior.


La Alcazaba

En el siglo IX y probablemente en el año 835, siendo emir de Córdoba Abd-al Rhamán II, se construyó la Alcazaba árabe, junto al puente romano sobre el río Guadiana y que como recinto militar salvaguardaba la ciudad con una guarnición establecida permanentemente en ella.


El Puente sobre el río Guadiana

Tiene una longitud de 792 metros con 60 arcos. Consta de tres tramos, siendo el primero de los tres el que mejor conserva el estilo original.

La fecha de construcción es de la misma época de fundación de la ciudad, es decir, sobre el año 25 a.C.


El Conjunto Arqueológico de Morerías

Necrópolis, calzadas, murallas y casas, que nos hablan de barrios e industrias romanas, visigodas y árabes ubicados durante siglos en este lugar cercano al río y a la Alcazaba.


Concatedral de Santa María

Situada en plena Plaza Mayor, es originaria del siglo XIII, y está levantada, probablemente, sobre el solar de la antigua Catedral de Santa María de Jerusalén. En su interior se conserva el cenotafio del que fuera último Maestre de la Orden de Santiago, Alfonso de Cárdenas, enterrado en Llerena.

Museo de Arte Visigodo

Es el lugar destinado para la exposición y conservación de muchos de los objetos de época visigoda encontrados en Mérida.

Pantano de Cornalvo

Dista unos 16 kms de Mérida, después de pasar la población de Trujillanos por la N-V dirección Madrid.

En un paraje natural inigualable, aún se conservan el dique, la torre de regulación de la salida de agua y parte de la conducción que llevaba el agua desde este embalse hasta la capital de Lusitania: Emérita.


Presa romana de Proserpina

Es el embalse artificial de época romana más grande conocido en el mundo mediterráneo y distante de la ciudad unos 5 kms.

El agua de esta presa romana llega a Mérida a través del acueducto conocido como el de los Milagros.


Pórtico del Foro

Erigido en el siglo I d.C,  consta de un edificio porticado con un muro donde se albergan diversas hornacinas destinadas a estatuas encontradas en este lugar.