Desencofrado

Retirado_tarlatana_mosaico_romano_Escuela_Arte_Merida
Seperacion_perfiles_mortero_mosaico_romano_Escuela_Arte_Merida
Retirado de los perfiles metálicos

Transcurrido entre 7 y 10 días, el mortero habrá fraguado suficientemente, aunque no es hasta los 28 días cuando consideramos que el proceso se vuelve óptimo.

Retirado y limpieza de los perfiles

Para facilitar la eliminación de los emplastes y cordones de silicona, se emplea el filo de una espátula metálica para retirarlos. Igualmente se golpean con delicadeza los perfiles con el mango, favoreciendose así que estos de desprendan del mortero.

La limpieza de los perfiles metálicos es fundamental, pues eliminar cualquier rastro de mortero o silicona, evitará complicaciones la próxima vez que los empleemos. El simple uso de un trapo húmedo será suficiente al tratarse de un perfil lacado.

Volteo y despegado de la tarlatana.

Llega el momento de voltear el mosaico para comprobar si la superficie musiva no presenta fallos o desniveles. Este paso se hace girando horizontalmente la obra con sumo cuidado, dado que se ha producido «efecto ventosa» entre la obra y el plástico que impermeabiliza el soporte de consolidación.

Una vez tenemos frente a nosotros la tarlatana, se procede a despegarla paulatinamente del mosaico. Podemos servirnos de vapor de agua que reversibilizará la cola polivinílica y esto hará que se desprenda con facilidad.

Deja un comentario