Colocación de teselas en método indirecto.

Colocación-teselas-mosaico-romano-escuela-de-arte-de-Merida-1
Colocación-teselas-mosaico-romano-escuela-de-arte-de-Merida-1
Colocación de teselas

Adhesión provisional de las teselas.

La colocación de las teselas es uno de los procesos más atractivos dentro de las fases de realización de un mosaico romano. Junto con el de la elaboración de teselas mediante martello y tajadera son los más reconocibles para el público en general.

Para el sistema de colocación de método conocido como «en negativo» o «inverso», las teselas se adhieren a la tarlatana cuando se les aplica con un pincel fino de cerda dura sobre la cara seleccionada, una mezcla hecha con un 50% de acetato de polivinilo y un 50% de agua.

Este adhesivo permite una fijación provisional que admite modificaciones hasta su secado completo transcurrido un par de horas. Pero en el caso de querer sustituir una tesela ya fijada, tampoco resulta costoso su levantamiento por lo que este adhesivo es ideal para generar fijaciones estables y a la vez reversibles.

El tamaño de las teselas utilizadas en este ejercicio oscila entre el centímetro cuadrado y escasos milímetros. Para la colocación de las teselas nos ayudamos de unas pinzas finas y curvas ya que gracias a su forma permiten la manipulación de cualquier tamaño de piedra y su perfecta colocación en el mosaico.

Una vez se coloque la última de las teselas que compone el diseño, se proceder a las revisiones y correcciones oportunas. Tras esta fase, se extraen las grapas que fijaban provisionalmente la tarlatana al tablero, con ayuda de un formón y unas tenazas de carpintero. A continuación se levanta la tela, con ayuda de una lámina plana metálica y se finaliza esta fase con la eliminación, mediante cuchilla, de los excesos de tarlatana que bordea al mosaico.

2 Comentarios

Deja un comentario