ADN Primitivo, Emilio José Gómez Tomé

Un rectángulo áureo, de dimensiones 148×93 cm, de 4 mármoles distintos; se ha dibujado en su interior una cuadratura que se proyecta en un espacio bidimensional y que conocemos como trampantojo o ilusionismo.
Acudiendo a las normas de la óptica y la perspectiva, el trampantojo excede del concepto de figuración, estando aquí la sorpresa para el espectador, que moviéndose a lo largo del espacio, tomará por real lo que meramente está diseñado; al aproximarse puede ver cómo cada tesela está modelada con formas de cabeza humana, enriqueciendo, de este modo, la tridimensionalidad del mosaico.

Deja un comentario